boletíndosmasunotres

El oeste se intuye en el ecuador

Queridos todos,

Son muchas las aventuras vividas este verano atípico e intenso. Nos fuimos acercando al solsticio inspirados por el dilema Carencia-Creatividad. Así, junto a los argonautas del ciclo Lo humano en lo sagrado convivimos en un residencial muy especial donde las canciones estrella fueron “Y me llega el amor” y “El cosechero”, el color de celebración fue el naranja,  se creó la obra escultórica que representa al alma grupal y muchos contrastes fueron expresando la multiplicidad del ser.

Estuvimos en Monte Mariposa, que nos regaló reminiscencias ibicencas en el sur de Portugal, con el encuentro de Recuperar el alma. Navegamos con barquitos de papel, invitamos a nuestros monstruos más queridos y también a los más temidos a algarrobas y chocolate, bailamos con ganas desatadas, jugamos al voleibol piscinero con torpeza entregada y, sobre todo, nos permitimos estar y ser con nosotros y los demás en este proceso continuo y siempre inacabado de completarnos.

Regresamos de Ecuador, tras un encuentro conmovedor de “Constelaciones Familiares y visión comunitaria” de la mano de Mónica Castrillón y su equipo de Constelaciones Ecuador-Soluciones sistémicas. Seguimos agradeciendo todo el cariño y la voluntad de encuentro y reconciliación tanto a los organizadores y a los participantes, como a todas las personas que hicieron que nuestra estancia en Inti Kamari fuera plena de hospitalidad, cuidados y belleza. Un país, literalmente en medio del mundo, que nos maravilló por su amabilidad, nos regaló la leyenda de Buinaima y el abuelo tabaco, nos permitió disfrutar de sierra, selva y playa, nos mostró su historia, su arte, su gastronomía… de una riqueza y generosidad inmensas!

Finalmente, en estos últimos días de agosto, nos hemos encontrado transitando Saberes y Caminos al servicio de la Reconciliación. Por eso, la bandada de Ánades volvió a sobrevolar paisajes en los que pudimos ver reflejados nuestra grandeza y dignidad, así como nuestra insignificancia y futilidad, porque sólo reconciliándonos con los extremos de la condición humana, podemos alcanzar la libertad que nos regala sabernos, sentirnos y estar completos.  Por supuesto estuvimos muy bien acompañados por los muñecos, las esculturas de plastilina, la voz y el cuerpo de cada quien, los movimientos sistémicos, las constelaciones familiares y los cuentos y leyendas de tradiciones ancestrales.

Ahora toca prepararnos para el inicio de curso y la llegada del otoño que se tornará primavera en Perú cuando regresemos a Latinoamérica a ofrecer nuestro Encuentro para la Transformación de Las siete Direcciones Sagradas. Será en Urabamba (Cusco) del 26 de octubre al 3 de noviembre. Nos ilusiona e inspira poder celebrar en el Valle Sagrado la Noche de Difuntos y el Dia de todos los Santos en la época del florecimiento de la Pachamama. Hasta entonces por aquí retomamos espacios habituales y proyectos de nueva creación:
Continuamos con nuestro ciclo de Lo Humano en lo Sagrado el último fin de semana de septiembre. En este cuarto encuentro exploraremos el dilema desconfianza-acogimiento y la renovación de un pacto con nuestra alma en el que abrazar el propio camino recordando que navegamos en un mismo barco compartido.
El lunes 16 y el lunes 30 de septiembre os proponemos participar en los talleres breves de Constelaciones Familiares que ofrecemos por la tarde. Estaremos en Violeta Blanca (Pozuelo), de 17 a 21 h., con encuentros, reencuentros y merienda para compartir un espacio de amor y cuidado desde el respeto y el equilibrio.
En breve convocaremos para Atrévete a ClownArte y para contactar con El fuego del dragón en el ciclo de ArteSanos-Sonoros… pero es una historia que merece ser contada en otra ocasión!

Hasta entonces, esperamos encontrarnos acá o allá, con excusa o sin excusa, para celebrar que el mundo y nosotros somos reflejo de algo Más Grande.

Un abrazo compartido,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *